Gobierno de Atizapán señala que no habrá desarrollos residenciales donde hubieron incendios

0
45

El Gobierno de Atizapán de Zaragoza, a través de la Dirección de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, liderada por José Ramón Jarquín, ha declarado de manera contundente que no se autorizarán nuevos desarrollos inmobiliarios en las áreas afectadas por los recientes incendios en el municipio. Esta afirmación surge en respuesta a las preocupaciones y especulaciones sobre la posible expansión urbanística en esas zonas.

El compromiso de la administración municipal es claro: preservar y cuidar las áreas naturales para garantizar la salud pública, la seguridad hídrica y la sostenibilidad del entorno. En este sentido, el Plan Municipal de Desarrollo Urbano, elaborado por la Dirección mencionada y publicado en septiembre de 2022, establece la clasificación de más del 30% del territorio municipal como áreas no urbanizables mediante zonificación y asignación de claves de uso de suelo.

Esta disposición impide cualquier cambio en el uso de suelo en las áreas afectadas por incendios tanto en la actual administración como en futuras, conforme a lo establecido en el Plan Municipal y en el Código Administrativo del Estado de México.

Es importante desmentir los rumores infundados sobre la relación entre los incendios y un presunto interés inmobiliario en el Parque de los Ciervos y el cerro de La Biznaga. No hay evidencia que vincule los incendios con este propósito, y es crucial que la comunidad se mantenga informada y alerta.

Las autoridades municipales están vigilando activamente cualquier riesgo de nuevos incendios, ya que estos representan una amenaza no solo para el medio ambiente, sino también para la vida humana y la biodiversidad.

La información detallada sobre el Plan de Desarrollo Urbano está disponible para consulta y descarga en el sitio web oficial del Gobierno de Atizapán de Zaragoza.

Por último, se hace un llamado a la ciudadanía para que colabore evitando prácticas que puedan desencadenar incendios, como arrojar colillas de cigarrillos o dejar objetos que puedan generar llamas, y para que denuncie cualquier actividad sospechosa que pueda provocar incendios intencionales.