La experiencia del empleado: presencial o remoto

0
693
Alberto almendres

Hace unos meses, Elon Musk, uno de los empresarios más innovadores del mundo, un soñador y propietario entre otras muchas compañías de X(Twitter), declaraba que “el teletrabajo está mal moralmente. La gente es más productiva cuando se trabaja in situ “. Trabajar desde casa, señalaba el propietario de Twitter (X), discrimina entre aquellos empleos en los que sí puede hacerse y los que no. Lo ideal es el formato presencial para todos, ha opinado el multimillonario, que apuesta por una jornada completa de 40 horas siempre en la oficina.

No solo Elon Musk, sino muchas de las grandes empresas globales han decidido apostar por la presencialidad. Incluso los grandes gigantes tecnológicos son los que más están haciendo por ese retorno a la presencialidad. En el grupo de las empresas que han manifestado estar en contra del teletrabajo se encuentran nombres como Meta, Tesla, Amazon, Apple y Google, todas, curiosamente, de base tecnológica.

Muchos de los departamentos corporativos y de recursos humanos de las grandes empresas han medido las productividades y se han encontrado con reducciones de productividad no previstas. Es complicado poder medir las posibilidades del trabajo en remoto debido a los diferentes puestos y responsabilidades que conviven en las empresas: el área de producción o de logística tiene difícil poder hacer teletrabajo para cumplir con las expectativas productivas, mientras que las áreas de estructura tienen mayor facilidad para realizar su trabajo en la distancia. Hablamos de desigualdad entre iguales. Mientras mucha gente habla de los beneficios del trabajo remoto, pocos hablan de sus consecuencias.

Creo que deberíamos analizar los pros y contras del trabajo presencial o en remoto dentro de la experiencia del empleado. La mayoría de los empleados, especialmente los jóvenes, deberían trabajar en la oficina y no desde casa. Para que los que llevan poco en el mundo laboral saquen el máximo provecho al trabajo en la oficina, es necesario que los compañeros con más experiencia también trabajen desde la oficina. 

Cuando trabajas con otros de forma presencial, aprendes mucho porque tienes acceso directo y rápido al conocimiento de los demás. Esto aumenta la difusión de ideas y conocimientos. Muchos empleados crecen más despacio porque no escuchan estas valiosas conversaciones y no pueden recibir ayuda de sus compañeros o jefes con rapidez.

Las personas deben trabajar juntos en la oficina para aumentar su capacidad de comunicarse eficazmente, aprender de los demás y crear relaciones importantes para el éxito.

Un factor que se está produciendo con el trabajo remoto es la duplicación del trabajo y una menor colaboración, junto con problemas de liderazgo a la hora de poder evaluar adecuadamente las habilidades de los miembros del equipo.

Hay otro elemento que sale cuando analizamos el teletrabajo o la presencialidad. Los funcionarios públicos lo han incorporado en su organización y en la actualidad, por ejemplo, en España uno de cada cuatro funcionarios de la Administración del Estado de los cerca de 220 mil trabajadores públicos desempeña su labor desde casa al menos 2 días de la semana. En contraste, la empresa privada en general (salvo excepciones en algunos sectores particulares) no tiene la misma capacidad de desarrollar un trabajo desde casa para el total de la plantilla y tiende a reducir los días donde se puede trabajar desde casa.

Creo que la mayor parte de las empresas (tanto públicas como privadas) tienden a un modelo híbrido , una mezcla entre presencialidad y teletrabajo , que permita mantener los niveles de productividad , permita el intercambio de ideas en la organización, permita la cohesión de los equipos y  a la vez permita la conciliación , incorpore la tecnología y permita la innovación .

Incluso el teletrabajo (o al menos un modelo híbrido) permite mantener la atracción al talento y a la fidelidad de los equipos, en momentos donde la capacidad salarial no es tan elevada y es complicado mantener los equipos talentosos.

Dentro de los destinos preferidos para desarrollar ambientes de teletrabajo vemos que España tiene tres destinos ( Málaga, Barcelona y Palma de Mallorca) entre los 20 destinos preferidos para teletrabajar según la investigación de Savills Plc publicada por Bloomberg, midiendo la calidad de vida de cada una de las ciudades más demandadas, el clima de éstas o el nivel de sus telecomunicaciones https://www.bloomberg.com/news/articles/2023-08-16/dubai-leapfrogs-lisbon-as-best-spot-for-globetrotting-executives

Como decía Richard Branson, empresario británico conocido por su marca Virgin , “cuida a tus empleados y ellos cuidarán de tus clientes “