El aumento de la inflación tendrá impacto directo en la calidad de vida de la población: Sauza Martínez

0
83

  • Llama sector privado a generar una estrategia que facilite la cadena logística y de proveeduría para frenar el alza en la inflación.
  • El Gobierno Federal debe hacer un análisis de cada producto o insumo y negociar condiciones particulares que permitan garantizar el fortalecimiento de las unidades económicas y la cadena de abasto.

Toluca, México, 27 de Junio 2022.- “Si la inflación se mantiene elevada en el país y se ubica en el cuarto trimestre de este año en 7.7 por ciento, la pobreza total aumentaría 1.3 puntos porcentuales lo que significa que 1.6 millones de personas estarían en esa condición de escasez”, advirtió Gilberto Sauza Martínez, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem).

El líder del sector económico en la entidad, explicó que el “Plan contra la inflación y la carestía”, presentado por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, no ha dado los resultados esperados y se avizora un escenario mucho más complicado para los próximos meses, si no se establece un plan de análisis y de toma de decisiones estratégico para el fortalecimiento de las unidades económicas.

Sauza Martínez advirtió que de acuerdo con un análisis de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, en México podría haber 1.6 millones de personas más en situación  de pobreza, porque son varios los elementos que están ocasionado un incremento constante en la inflación y que a la primera quincena de junio ya se ubica en el 7.88 por ciento.

Explicó que los problemas de abasto en ciertos insumos -generados por la sobre demanda a nivel mundial- ha complicado obtener a un precio constante en diferentes materias primas.

Adicionalmente, explicó que en 2022 se ha incrementado la demanda de productos con respecto a lo que se tuvo en 2020 y 2021, en razón de los cierres provocados por la pandemia de Covid-19 -que aún no concluye- y este año se han requerido más bienes y servicios, lo que tiene un impacto directo en los precios.

Otro de los puntos -abundó Sauza- son los problemas logísticos por el cierre de fronteras latente por el Covid 19 y el conflicto bélico entre Rusia, Ucrania y otros países, así como las dificultades para la generación de bienes y servicios, además -en el caso particular de nuestro país- del problema de inseguridad que dificulta la cadena de suministro y operación de las unidades económicas. Todo ello, subrayó, incide en los precios al consumidor.

De tal suerte que continuar con el incremento de las tasas de referencia y presionar para el control de precios no será suficiente para evitar que los productos básicos sigan a la alza.

“Es momento de que el Gobierno Federal observe cuáles son las razones por las que estamos cayendo en una inflación, no se puede tomar a la ligera y solo mencionar que es porque el empresario está subiendo sus precios. Se necesita hacer un análisis completo y visualizar si el alto porcentaje de las alzas es por el tema logístico y en consecuencia cuál es y de qué productos y hacer una estrategia puntual”.

El presidente de los empresarios en el Estado de México indicó que es indispensable hacer un análisis de cuáles son los productos que tienen dificultades para entrar al país, en cuáles se interrumpe la cadena logística y cuáles podrían recibir un incentivo para su producción, lo que permitiría hacer negociaciones nacionales e internacionales para cada producto o promover la producción local, fortaleciendo a las unidades económicas del país.

Sauza Martínez enfatizó que, además de ser un tema que preocupa en materias de crecimiento económico, tendrá un impacto directo sobre sobre la calidad de vida y acceso a servicios y productos básicos de la población, por lo que se hace indispensable tomar medidas que blinden a las personas trabajadoras y sus familias.

Refirió que las medidas para incrementar la tasa de referencia han permitido incentivar el ahorro entre la población y disminuir la contratación de endeudamiento, sin embargo, es indispensable que la estrategia se oriente a la productividad y la generación de fuentes de empleo y riqueza.