¿Quién es Claudia Sheinbaum Pardo? La sucesora de la cuarta transformación

0
104

La primera mujer en ocupar la silla presidencial en próximas fechas, lleva el nombre de Claudia Sheinbaum Pardo, quien nació en la Ciudad de México el 24 de junio de 1962, actualmente tiene 62 años, hija de Carlos Sheinbaum Yoselevitz, originario de Guadalajara, falleció en el 2013 a los 80 años de edad quien fuera empresario e ingeniero químico, destacó en la industria del curtido de pieles; su madre es Annie Pardo Cemo, quien en 2023 recibió el Premio Nacional de Ciencias por su investigación en bioquímica, enfermedades del pulmón y sobre envejecimiento, el matrimonio de Carlos y Annie, tuvo tres hijos: Julio, Claudia y Adriana; se destaca del matrimonio, que ambos participaron en el movimiento estudiantil de 1968.

El esposo de Claudia Sheinbaum es Jesús María Tarriba Unger, quien es matemático y experto en riesgos financieros, actualmente analista en el Banco de México, es originario de Sinaloa, nació el 1º de septiembre de 1962, actualmente tiene 61 años, ha recorrido diferentes instituciones, por mencionar algunos de 1994 a 1997 trabajó como analista cuantitativo en Banamex, de 2008 a 2016 se mudó a Madrid, donde trabajó en el Banco Santander, en diferentes cargos, especialmente, como Director de Gestión de Riesgos y en la División de Riesgo en el proyecto de Capital Económico.

Sheinbaum Pardo, estuvo casada por treinta años con Carlos Ímaz Gispert, sin embargo, se divorciaron en 2016, tiene dos hijos con él: Mariana Ímaz y Rodrígo Ímaz.

Un dato importante de Claudia es que forma parte de los fundadores del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), partido por el cual fue candidata y ganó las elecciones por un margen nunca antes visto en alguna elección de nuestro país, donde le votaron jóvenes y no tan jóvenes, de todos los estatus sociales, académicos, estudiantes y otros más, en fin, datos que son dignos de estudio.

La carrera profesional, es uno de los engranes que debe de analizarse, ya que Sheinbaum ha sido investigadora titular del Instituto de Ingeniería de la UNAM, siendo hasta el 2000 cuando asumió su primer cargo público como Secretaria del Medio Ambiente en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, posteriormente, sería vocera de López Obrador en la campaña del año 2006, y, en 2007, regresa a su trabajo como investigadora de la UNAM.

El año 2012 fue fundamental en la carrera política de Sheinbaum, en ese año, participó en la transformación de Morena de asociación civil a partido político, lo que la convirtió en una de las cercanas al actual Presidente de la República; en el año 2015 es jefa delegacional de Tlalpan, en la Ciudad de México y para el año 2018 asume el cargo como Jefa de Gobierno de la CDMx.

Claudia Sheinbaum es una mujer preocupada por el medio ambiente, por lo cual ha escrito dos libros sobre energía, medio ambiente y desarrollo sustentable: Problemática ambiental de la Ciudad de México y Consumo de Energía y emisiones de CO2 del autotransporte en México, por lo cual es inevitable que las políticas públicas que emita desde Gobierno Federal, al momento de tomar la Presidencia de la República, sean encaminadas a este tema, con lo cual podrá impactar a nivel internacional, sobre todo en el uso de energías renovables.

Sheinbaum siempre se ha destacado por su nivel académico, es Licenciada en Física por la Facultad de Ciencias de la UNAM, actualmente con el grado de Doctora en Ingeniería Energética por la misma Institución, esto habla de una verdadera transformación al interior de la cuarta transformación, ya que ahora los perfiles de quienes acompañaran a la virtual presidenta electa, como lo hemos visto en las últimas semanas, son de destacados estudiosos y académicos, lo que podrá tener un efecto positivo en la aceptación de la ciudadanía.

El Gabinete Presidencial de Sheinbaum está casi listo para dar inicio al proceso de transición, solo falta que la Banda Presidencial esté puesta sobre el hombro de la primera Presidenta de México; parece que el escenario es favorable para nuestro país, porque la mayoría de los mexicanos tenemos confianza en que el desarrollo y, especialmente, la economía nacional, mejorará, solo queda esperar.