Coparmex y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad identifican que 5 de cada 10 empresas experimentaron corrupción el último año, la cifra más alta del sexenio

0
266

De acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre Experiencias de Corrupción en Empresas, realizada por los equipos de DataCOPARMEX y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), en una muestra de los empresarios afiliados a la COPARMEX, el 48% de las empresas señalaron que un servidor público o una tercera persona les había solicitado algún beneficio, como dinero, regalos o favores, para realizar, agilizar o evitar trámites, multas o pagos durante 2023.

En conferencia de prensa ofrecida por José Medina Mora Icaza, Presidente Nacional de Coparmex; Mayte García Miravete, Vicepresidenta de Anticorrupción de la Comisión Nacional de Ética e Integridad de Coparmex; Leonardo Nuñez, Director de Investigación Aplicada de MCCI, y Ricardo Alvarado Andalón, investigador de MCCI, se destacó que este porcentaje de incidencia de corrupción es el más alto reportado por las empresas durante los últimos 6 años que DataCoparmex ha levantado esta encuesta y representa un incremento de nueve puntos porcentuales comparado con el dato del año anterior, cuando la incidencia había sido del 39%.

Las tres razones principales señaladas por las empresas para participar en un acto de corrupción estuvieron directamente vinculadas con interacciones con las autoridades. Agilizar trámites fue la explicación principal para el 59% de las empresas involucradas, seguida de obtener licencias o permisos para el 39%, y por último, para evitar multas, sanciones o clausuras, fue el 31% de los casos.

A pesar del crecimiento en la incidencia de corrupción, el 73% de los empresarios decidieron no denunciar ante las autoridades. Las dos justificaciones más importantes para no presentar una denuncia son que los empresarios lo consideran un acto que no sirve para nada y, de manera preocupante, el temor a represalias. En el caso de las empresas que sí denunciaron, únicamente el 4% de los casos tuvieron un proceso que se investigó y culminó con la sanción al responsable.

Si bien, el valor nacional de empresas que experimentaron corrupción es del 48%, cada región del país vive de manera diferenciada este fenómeno. Entre las entidades representadas por la encuesta, la mayor incidencia se concentra en Baja California (67%), Puebla (65%), Quintana Roo (64%), Tlaxcala (63%) y Sinaloa (63%). Las entidades con menores índices fueron Guanajuato (35%), Querétaro (32%), Tamaulipas (32%), Coahuila (28%) y Durango (19%).

El Presidente Nacional de Coparmex, José Medina Mora Icaza, aseguró que: “En este reporte anual encontramos algunos avances, pero también algunos retrocesos. Hoy es claro que cinco de cada diez empresas experimentaron corrupción en el último año. Por otro lado, vemos como en los últimos seis años había ido bajando el porcentaje de empresas que experimentaban corrupción. El año pasado volvió a subir, y ahora estamos ante el porcentaje más alto: cinco de cada diez empresas, es el porcentaje más alto en estos últimos seis años”.

Dentro de las buenas noticias, José Medina Mora añadió que ocho de cada diez empresas ya cuentan con instrumentos para lograr disminuir la corrupción, tales como códigos de ética, políticas de auditoría interna y políticas anticorrupción.

Por su parte, Mayte García Miravete destacó la importancia de que las empresas cuenten con un código de ética, mismo que ha sido impulsado desde Coparmex para mejorar su funcionamiento. “Estamos hablando de esta fuerza tan importante en nuestro país que, por supuesto, tiene que manejarse en este rango de ética, de integridad, para cuidar, no sólo su reputación, no sólo su imagen, sino también el bienestar, la producción, la generación de riqueza, de empleo, para un país que, como México, está llamado siempre a ser muy grande”, afirmó.

La encuesta contiene aspectos positivos que muestran algunos de los pasos que ya se han dado desde el sector privado. Por ejemplo, el 51% de las empresas cuenta con un código de ética, el 29% tienen algún proceso de auditoría interna, y el 23% tienen una política anticorrupción específica. Sin embargo, existe todavía un espacio de mejora para el 20% de las compañías que reconoce no contar con ninguna medida interna para disminuir los riesgos de corrupción, por lo que hay una agenda pendiente que MCCI y COPARMEX se han comprometido a trabajar de manera conjunta.

COPARMEX y MCCI enfatizaron que no existe ninguna experiencia exitosa en el mundo para acabar con la corrupción que haya dejado fuera al sector privado y a la ciudadanía. Las empresas deben participar en el diseño y aplicación de esfuerzos conjuntos con el gobierno y la sociedad para disminuir la corrupción mediante políticas públicas que reconozcan la situación del país y de cada entidad. Por ello, hicieron un llamado para que las campañas electorales aprovechen estos diagnósticos y consideren a los empresarios, a la sociedad civil y a la ciudadanía como parte de la solución.