La ufología institucionalizada: Entre la realidad y el espectáculo

0
652
francisco rodriguez

Militares en retiro admitieron que Estados Unidos conserva evidencia biológica no humana que corresponde a seres extraterrestres; también admitieron que Washington oculta tecnología no conocida, ni fabricada por el ser humano. En concreto, el gobierno americano admite la existencia de los OVNIS.

En plena pandemia Donald Trump también admitió que el gobierno de su país cuenta con información clasificada relacionada con extraterrestres. En ese tiempo,  Trump prometió desclasificar esa información si ganaba la elección del 2021.

¿Cómo debemos recibir esa noticia?. En realidad, no hay argumento objetivo que justifique “la nueva puntada” de Estados Unidos. El país más poderoso del mundo acepta un fenómeno ya conocido, que hasta hace poco se sustentaba en especulaciones. El hecho de que Washington dé crédito a las especulaciones ufológicas instituye una verdad que debe aceptarse como tal. Es un tema que el gobierno gringo conoce, que meditó, planeó y ejecutó. No es posible que ex militares “se salgan del huacal”.

El azar no existe en las decisiones gringas. Si Estados Unidos le va a entrar a la ufología es por alguna razón. ¿Y cuál es esa razón?. La geopolítica es tan incierta y los intereses de los países tan diferentes que resulta muy difícil precisar alguna hipótesis aceptable para todos.

¿Qué pasa últimamente en el mundo? China gana presencia en Latinoamérica. Rusia reafirma su alianza militar con Corea del Norte y China. El conflicto Rusia-Ucrania no tiene ni pies,  ni cabeza. Europa reacciona tardíamente para recuperar influencia en América Latina y el Caribe, sin olvidarnos de la crisis energética por la que atraviesa el Viejo Continente. ¿Y en Estados Unidos?. La deuda del vecino del Norte, como siempre, es insostenible. Los gringos pierden influencia en varias regiones del mundo, aunado a sus derrotas militares en varias regiones del mundo. 

¿Los gringos necesitan otra guerra? ¿Algo grave pasa en Estados Unidos que es necesario ocultar información creando su propio “chupacabras”?. Lo que sí es seguro es que los países más avanzados cuentan con tecnología novedosa que el resto de los mortales desconocemos. Y esa tecnología no es necesariamente alienígena, sino “cristiana”. Resulta fácil exhibir aparatos novedosos, que por nuestra ignorancia, puede pasar por algo “no humano”. Tal vez eso es lo que ocurre con esta reciente declaración.Luego de esta singular noticia ya confirmada, seguramente seremos testigos de otro anuncio ufológico de Estados Unidos que busque un efecto doble: que el mundo concentre su atención en la nueva noticia, mientras se consigue un beneficio para los gringos acorde al escenario geopolítico actual. No sé si lo que está por venir incluya una nueva guerra entre países, o de estos unidos contra los extraterrestres.