El poder de la mitología en las fiestas decembrinas

0
78

Voz Joven: Ximena Carreola

La mitología surgió para darle lugar al hombre frente a su exterior y como respuesta a aquello incognoscible, místico y “latente” en los objetos tangibles -es decir, para darles una definición-. Es bien, el conjunto de mitos recabados por una sociedad afectados por un espacio-tiempo, que, en estricto sentido su hilo argumental responde al devenir y el actuar del hombre. En otras palabras, define y limita conceptos como el bien y el mal, el amor, la vida, la muerte, la finitud, la inmortalidad, los ciclos estacionales, los valores, los estamentos políticos de poder y demás. 

La mitología se definió a través del conjuto de dos palabras griegas, mythos –la historia del pueblo-, y logos -palabra o discurso-¹ , y, desde su nacimiento, ha sido objeto de control y poder político influyente en el sistema racional del hombre. Es decir, condiciona y presupone su accionar; por ejemplo, las fiestas saturnales en Roma, las cuales influyeron en la creación de la Navidad. 

Las fiestas saturnales se concibieron en conmemoración a Saturno -el dios de la agricultura y cosecha; se le consideraba la deidad principal en la enseñanza de las habilidades agrícolas- que acontecían entre el 17 y 23 de diciembre, mientras que, la Navidad, de igual manera conmemora el natalicio de Jesucristo el 25 de diciembre -coincidiendo con el solsticio de invierno². 

Durante las fiestas saturnales, las labores agrícolas de los romanos concluían, visitaban a sus amigos y familiares, intercambiaban regalos y celebraban la fiesta en banquetes públicos³.  Inclusive, por ser un periodo sagrado festivo, los esclavos tenían las libertades de ciudadanos comunes y podían vestir como ellos⁴ . También, el 25 de diciembre, se celebraba el Natalis Solis Invicti, homenaje al nacimiento de Apolo -de esta idea se tomó el 25 de diciembre como fecha el nacimiento de Jesucristo-. Sus antecedentes se remontan entre los años 320 d.C. y 353 d.C. durante el mandato de Julio I quien determinó que ese día se celebaría el natalicio de Jesucristo, probablemente con inteciones de convertir a los “paganos” romanos en cristianos. Como del mismo modo, la Navidad sustituyó Yule⁵ , la festividad de los pueblos nóridicos, escandinavos y germánicos que se desarrollaba en el solsticio de invierno y conmemoraba el triunfo de la vida sobre la muerte⁶. También, era un momento de unión; las familias y amigos se reunían para celebrar a los que estaban vivos y recordar a los muertos. De este modo, el uso del muérdago en las entradas de las casas simbolizaba la hospitalidad y para alejar a los malos epíritus⁷.

En definitiva, cuando el poder hegemónico cristiano llegó al poder, las festividades tales como las Saturnales y Yule, fueron adapatadas a las nuevas creencias cristianas perdiendo éstas relevancia. 

Los mitos, son elementos sociales corrompidos por las necesidades del humano determinados por un tiempo, espacio y lugar, tal como lo fueron las fiestas decembrinas que actualmente celebramos.

  1. Definición de mitología: World History Encyclopedia.

  2. Los orígenes de la Navidad: Historia, National Geographic.

  3. Ibídem.

  4. Saturnales: World History Encyclopedia.

 5. Con un estimando temporal de 12 días a un mes.

 6. Recuperando los orígenes: Yule, la fiesta pagana que la Navidad nos arrebató: Neihaim.

  7. Yule, la fiesta pagana que dio origen a la Navidad: El Universal.