Utilizando lo que sé del cerebro

0
122
Perla Nuñez

Dando continuidad a las fases de desarrollo neuroemocional del cerebro, una pregunta obligada es, ¿Cómo mejora mi vida con esa información? 

Iré exponiendo en cada artículo tips de uso rápido y comenzaré por la comunicación con las personas cercanas y queridas que, dicho sea de paso, no necesariamente son con las que mejor nos comunicamos y que decir si tenemos hijos adolescentes.

Me gustaría comenzar por la evolución del cerebro, para llegar al lenguaje hace aproximadamente 40 millones de años, los primates antropoides lograron comunicarse a través del reconocimiento facial y gestos logrando crear grupos sociales complejos, esto gracias al neocórtex, es la parte más joven del cerebro hablando evolutivamente, es la capa superficial donde observamos los pliegues que tapizan ambos hemisferios cerebrales, cabe señalar que en ellos era mucho más grande que el que poseemos.

Podemos decir que el siguiente cambio evolutivo se presentó hace 7 millones de años cuando nuestros ancestros comenzaron a caminar en dos pies de manera erguida, además de que quedaban las manos libres para una más fácil recolección de los alimentos, desarrollaron la capacidad de analizar el entorno, y decidiendo si era peligroso o no, en este momento el neocórtex desarrollo neuronas especializadas en el control voluntario de los músculos de la cara y la mirada cobró un significado en la comunicación ya que pasaron de ser respuestas automáticas  a estar controladas por la mente.

Hace 2.4 millones de años se encontró el primer fósil de un Homo habilis, así llamado porque se encontró con herramientas de corte, piedras básicamente con filo que le permitían rasgar más fácilmente la carne hasta ese momento de carroña, además que el cerebro medía 600 cm3, dos veces más que los primeros primates, aún es un misterio si la inclusión de carne en su dieta o el desarrollo de habilidades manuales fue lo que desarrollo de esa manera el cerebro, podemos decir que ésta evolución dio pie al primer cerebro considerado humano, ya que ha desarrollado la habilidad de recordar su vida, su historia y los métodos de trabajo.

Avancemos a 300 mil años atrás donde encontramos evidencias de la caza a través de uno de los inventos mas revolucionarios de la humanidad que es el hacha, a estas alturas observamos la una prominente corteza prefrontal y los lóbulos parietales, que entre otras funciones se encargan de del proceso somato- sensorial, los sentidos, la posición del cuerpo, y la coordinación visual-espacial. Aquí ya encontramos un cerebro de 1200 cm3 como el nuestro en la última etapa de la evolución humana y que nos diferencia de todas las demás especies como el pensamiento simbólico y el lenguaje, con un control motor voluntario de alta precisión que nos permite exteriorizar el leguaje mediante el habla y la memoria, gracias al encéfalo que nos permite ser una especie hipersocial.

Las palabras son la llave de acceso a nuestro cerebro, pensamientos y emociones, es por ello que, para una adecuada comunicación, pensemos antes ¿qué emoción quiero despertar en mi interlocutor? Te invito a una clase gratis de comunicación en FB/PerlaNuñezNava