Prevengamos accidentes en época de lluvias

0
239
Comparte Cesvi México recomendaciones para reducir el riesgo de accidente vial al inicio de la temporada de lluvias

Para reducir el riesgo de sufrir un accidente de tránsito en época de lluvias, el Cesvi México (Centro de Experimentación y Seguridad Vial), recomienda atender los siguientes puntos:

1- El vehículo. Mantener el automóvil en óptimas condiciones de funcionamiento y poner especial atención en los siguientes componentes:

a) Los neumáticos. Estos deben contar con el dibujo necesario para poder garantizar el desalojo de agua de la superficie de rodamiento, para ello se recomienda verificar el indicador de desgaste con el que cuenta todo neumático.

b) Los frenos. Las balatas deben tener al menos un cuarto de vida. Si desconoce qué tan desgastados están, acuda a un mecánico profesional.

c) Cristales. Parabrisas, medallón y ventanillas deben permanecer limpios para garantizar la visibilidad.

d) Los faros. Es muy importante ver, pero también es fundamental ser vistos. Por tal razón, todas las luces del automóvil deben iluminar adecuadamente, y encenderlas cuando empiece a llover.

e) Gomas de limpiadores. Estas deben limpiar perfectamente la mayor parte del parabrisas. Si las gomas del auto dejan “rayas” de agua, no lo piense, cámbielas. También asegúrese de que las “plumas” sean del tamaño correcto, unas pequeñas no desalojarán suficiente agua de la superficie del parabrisas impidiendo la visibilidad, mientras que unas demasiado grandes podrían desgastarse prematuramente.

2-El conductor. Es de vital importancia que el conductor tome algunas medidas cuando empieza a llover durante su trayecto.

a) Reduzca la velocidad. Es primordial para reducir el riesgo de sufrir un accidente ya que la distancia de frenado aumenta por la superficie resbaladiza. Por ejemplo, Si la vía marca como límite 60 Km/hr, el manejo preventivo sugiere que se circule a 50 km/hr y que se separe más de los vehículos que avanzan delante suyo.

b) Desempañe los cristales. Es importante que el conductor conozca el funcionamiento del desempañante (defrost) y sepa cuándo usar aire frío o caliente. Evite limpiar el parabrisas con la mano o con otro objeto, ya que estas acciones solo sirven por un momento y suelen dejar más opaca la superficie que al principio, lo que provoca una menor visibilidad para el conductor.

c) Concéntrese. Conducir bajo los efectos de la lluvia requiere de un mayor grado de concentración y estado de alerta, por lo que Cesvi México recomienda que distractores como el teléfono celular, la radio e incluso las conversaciones con los pasajeros pasen a segundo término.

d) Mayor distancia de seguimiento. Como ya se ha mencionado, se recomienda aumentar el espacio de seguimiento con el vehículo que va adelante, ya que, al estar el piso mojado, se requiere de mayor espacio para detenerse. De los dos segundos habituales entre cada vehículo, deje uno más por cada condición adversa.

e) Evite los charcos y zonas inundadas. Nunca se sabe qué hay debajo de un charco o su profundidad, por lo que no se recomienda pasar por encima de ellos, sin embargo, si no hay otra alternativa, reduzca se velocidad y mantenga la dirección sujetando el volante con ambas manos. Al salir del charco frene el vehículo continuamente para secar los frenos.

f) Mantenga la calma en congestionamiento, no se desespere, es mejor llegar tarde que no llegar.

3-Situaciones de Emergencia

Sobre las situaciones de emergencia, Miguel Guzmán Negrete, Director de Seguridad Vial de Cesvi México explicó que ante todo, el conductor debe valorar la situación en pro de su seguridad, la de sus pasajeros y la del vehículo, exhortándolos a que tras una descompostura o la ponchadura de un neumático bajo lluvia, primero se estacionen en un lugar seguro lo más apartado posible del tránsito pero que al mismo tiempo sean visibles, “trate de llegar a una recta, a una bahía de emergencia o al menos al carril de extrema derecha y en cuanto pueda, sin arriesgarse, abandere la zona para evitar provocar otro percance”, sentenció. “En una situación de emergencia bajo lluvia –explicó-, lo primordial es hacerse ver para que los demás usuarios de la vía tomen sus precauciones y no nos vayan a golpear, a nosotros o a nuestro vehículo”.

El Ing. Guzmán Negrete indicó que los señalamientos en ambiente urbano deben colocarse cada 30 metros a partir del vehículo para que los conductores tengan oportunidad de cambiar a tiempo de carril, y aclaró que en carretera debe ponerse una señal al menos 90 metros antes del lugar del percance. “Esta provisión hay que tomarla muy en cuenta, sobre todo si hay una curva, un vado o una loma de por medio, hágase ver, siempre hágase ver, -subrayó- así que si no lo tiene aun, adquiera también un chaleco con bandas reflejantes y póngaselo al momento de atender la contingencia”.

Finalmente, el también perito en hechos de tránsito recordó la trascendencia de estar asegurado, pues dijo que muchas pólizas tienen como beneficios la asistencia vial, la cual, particularmente en esta temporada de lluvias, es mucho muy conveniente.