Intensa y brillante la luz de Magda Torres Gurza

0
892

Por: Mayté García Miravete

    Magda es una pintora hiperrealista mexicana reconocida nacional e internacionalmente con quien tuvimos el gusto de tener más que una entrevista una plática profunda, alegre y en la que gozamos de su pasión por la vida, su familia y el arte.

Desde muy niña inicia su carrera como pintora. A la edad de 11 años colaboraba ya con su madre, quien también era pintora, ayudando en la clase que impartía para niños pequeños una vez por semana.

Nos platicó, que a los 18 años tuvo un accidente jugando squash, una bola le dio en la cuenca ocular generando un problema muy serio, del cual milagrosamente se recuperó.  Este evento marca su vida, según ella misma lo platica. “En ese momento estudiaba psicología, sin embargo, en mi recuperación me di cuenta que lo que más amaba era pintar, que pintaba para sentirme mejor y que la pintura siempre me acompañó en mi vida” asevera Magda.

Es así, que decide dedicarse por entero desde ese momento a la pintura ingresando al Centro Regional de Bellas Artes, continuando con su pasión por pintar y aprendiendo técnicas que la llevarían a obtener Mención Honorífica.

Hoy Magda es una famosa pintora hiperrealista que ha expuesto su obra con gran impacto y aceptación tanto para otros pintores como Carbonell, quien además la invita a su galería a exponer, cumpliendo uno de los más grandes sueños de Magda, que era precisamente el conocerlo. Cuenta con página en Wikipedia que hace referencia a su trabajo y una larga lista de exitosas exposiciones.

El observar el trabajo de Magda, es como mirar una escena real:  tazas, bicicletas, personas, hélices de avión, jardines, edificios, teléfonos, frutas, etc.,  son pintadas con una precisión que impacta, pero siempre añadiendo un destello de luz que a los años se ha convertido en una especie de firma o símbolo,  luz que representa el destello que ella veía cuando su accidente, pero también es el unir dos partes esenciales en su vida: sus padres y la pintura.

Goza de una mente curiosa y científica, por ello aprendió fotografía, óptica y de su padre el amor a la mecánica; todos estos elementos que podemos observar en su trabajo artístico.

Es importante mencionar que son muy pocas mujeres hiperrealistas hoy en día y que a pesar de toda la fama que la precede su trato es cordial, amable, alegre, lleno de vida que comparte con sus hijos, sus perros, y la gente que la rodea.

Si quieres ver más del trabajo de Magda Torres Gurza su página es: https://www.magdatorresgurza.com