Riesgos que enfrentan los negocios

0
665

El Instituto Nacional de Geografía y Estadística indica que en México existen poco más de cuatro millones de micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) que generan el 72% de los empleos en el país. Pero sólo el 5% de las microempresas y el 15% de los negocios pequeños cuentan con un seguro de daños para su inmueble, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros.

“Nunca sabremos cuándo ocurrirá un siniestro, pero sí es posible identificar los riesgos a los que las empresas están expuestas por su giro y ubicación geográfica; en Jalisco, uno de los principales peligros a los que se enfrentan las pymes son las inundaciones; por ello, concientizarlas de sus riesgos es vital para actuar en casos de crisis y lograr la continuidad del negocio que minimicé la pérdida de su inversión”, explica Nicholas Deakin, Director de Ingeniería de Riesgos para Zurich México.

“De acuerdo con el Banco Mundial, México es el 23avo país con mayor riesgo catastrófico ante fenómenos de la naturaleza; situación que destaca la necesidad de ser más conscientes sobre la prevención de riesgos y por parte de las aseguradoras, generar productos adaptados a este tipo de empresas que garanticen sus operaciones logísticas ante emergencias”, indica el Director de Ingeniería de Riesgos.

Aunque, las necesidades de protección varían de acuerdo con el giro y ubicación de la empresa, hoy es posible proteger a los empleados, el inmueble con cobertura ante inundaciones o algún otro fenómeno natural, las líneas de negocio (suministro, fabricación o robo de mercancía) y aspectos tecnológicos como la vulnerabilidad de datos.

“Cualquier negocio debe saber que puede enfrentarse a cuatro tipos de riesgos que podrían poner en peligro su operación: fenómenos de la naturaleza, errores humanos, daños tecnológicos o responsabilidad civil; sobre todo en esta temporada de huracanes, los comercios pueden verse afectados por pérdidas de mercancía o de ventas y daños en sus instalaciones; sin embargo, el aprender a identificar cuáles son los factores con exposición crítica, ligado a un plan adecuado para el manejo de riesgos, son clave para mejorar la supervivencia del negocio”, agrega el experto y vecino de Zona Esmeralda.

Existen también herramientas tecnológicas para dispositivos, que permiten gestionar en tiempo real las estrategias de prevención para una administración eficiente de las vulnerabilidades del negocio. Incluso, con la reciente incorporación de drones e infraestructura satelital, la evaluación de zonas antes o después de un desastre permite obtener datos actualizados sobre los peligros particulares del lugar e impacto posible.

Cada empresa, independientemente del tamaño, debe considerar una estrategia de prevención de riesgos que proteja el capital humano, los activos (edificios), la cadena de suministro y el producto terminado.

“Una vez conociendo las exposiciones y entendiendo la naturaleza del negocio, es posible realizar un análisis que ayude a los empresarios a identificar sus riesgos, brindándoles la asesoría, la protección y las herramientas tecnológicas adecuadas para la consolidación de su negocio y de esta manera, minimizar pérdidas económicas en caso de un evento fortuito”, comenta el experto, Nicholas Deakin.