Clínica de Autismo de la Ciudad de México cumple un año de vida

0
656

A un año de su inauguración, la primera Clínica de Autismo de la Ciudad de México atiende un promedio de 40 consultas diarias, cuenta con psicólogos, psiquiatras, además de terapeutas especializados en lenguaje, terapia física y masoterapia.

De acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa), la clínica ha tenido un crecimiento en el número de consultas a niños y adolescentes hasta los 17 años, que carecen de seguridad social y son tratados por especialistas de primer nivel.

Dicho centro de atención, creado por instrucciones del jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, ha recibido numerosas llamadas telefónicas y visitas de personas provenientes de otras entidades federativas a las que se les brinda la atención.

Al respecto, la doctora Delhi Calderón Nieto, psiquiatra de niños y adolescentes y coordinadora de la Clínica de Autismo, aseguró que en lo que va de este año se han incrementado los pacientes, “diariamente reciben 45 consultas, esto habla de que la población se ha informado sobre el tema y se tiene este acercamiento”.

Mencionó que todavía hay mamás que no saben a dónde llevar a sus pequeños o desconocen que tienen un problema.

“Los síntomas conductuales y cognitivos parecen ser el resultado de una conectividad sináptica anormal que conduce a alteraciones en el filtrado de la información sensorial, limitando su integración y procesamiento neuronal”, afirmó la especialista.

En esta clínica no solo se trata el autismo, también problemas mentales en los niños como trastornos afectivos, retraso en el desarrollo, depresión, déficit de atención, ansiedad, así como problemas emocionales, psicológicos y psiquiátricos.

Calderón Nieto, mencionó que ya cuentan con muchos logros de acuerdo a su diagnóstico, entre ellos que los menores ya toleran estar en la escuela y obtienen una mejor comunicación.

Además, afirmó que algunos niños que estaban clasificados con autismo, pero al realizar su valoración se determinó que no padecían dicho trastorno, sino retraso en el desarrollo.

“Una evaluación integral requiere un equipo multidisciplinario, que incluye a un psicólogo, un neurólogo, un psiquiatra, un terapeuta del lenguaje y otros profesionales que diagnostican a los niños con los miembros del equipo realizarán una evaluación neurológica detallada y pruebas cognitivas y de lenguaje exhaustivas”, apuntó.

La respuesta de los padres es satisfactoria, “comentan que puede estar con los niños en los festivales de la escuela, que ya conviven con otros niños, que ya festejan su cumpleaños, que ya no se esconden ni gritan, niños que ya están haciendo amigos”.

“Es muy gratificante ver que su niño, después de cómo lo trajeron caótico sin hablar con problemas de inquietud, ya tengan una mejor comunicación, ganas de convivir, caminan y se desenvuelven mejor tanto en casa como fuera de ella”, afirmó.

El Trastorno del Espectro Autista, o también denominado síndrome del espectro autista (SEA), es un trastorno neuropsiquiátrico que comienza en etapas tempranas del desarrollo, antes de los tres años de edad y dura toda la vida.

De acuerdo con expertos, los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecer autismo que las mujeres.

De esta manera, uno de cada 160 niños tiene autismo a nivel mundial, 50 por ciento de las personas con autismo presentan discapacidad intelectual, hay cinco veces más hombres que mujeres con autismo, y la incidencia de ese trastorno incrementa 17 por ciento al año.

Las personas con autismo pueden aprender muchas cosas si tienen el tratamiento adecuado; y alertó que 46 por ciento de los niños con autismo son víctimas de bullying, tienen dificultad en la aceptación de lugares, pueden estar en casa pero no les gusta salir a la calle, no toleran la estancia con otros niños.