Renovarán al gigante de la cultura de ZE

1
693
Por : Ma. Esther Garcia Miravete
El Centro Cultural Luis Nishizawa abrió sus puertas el 8 de marzo de 2009. Construido sobre una superficie de seis mil metros cuadrados y con una inversión de 120 millones de pesos y diseñado por los arquitectos Ricardo y Víctor Legorreta, padre e hijo. En mayo de 2010 el Instituto Tecnológico de Monterrey hizo entrega formal al Ayuntamiento de Atizapán de Zaragoza del Centro quedando la administración del mismo en forma conjunta. Para el 2014 la administración municipal tomó por completo el Centro Cultural, mismo que para este 2016 presenta ya un deterioro notable y espacios ocupados por asociaciones civiles que no se dedican ni a la promoción de la cultura o el arte.
Bajo este panorama “La Voz desde Zona Esmeralda”, entrevistó al Lic. Edgar Rainier, Director de Cultura de la actual administración municipal encabezada por Ana Balderas y así conocer puntualmente lo que ocurrirá con el Centro Nishizawa.
“Nosotros como Dirección de cultura vamos a restaurar el Nishizawa y vamos a trabajarlo bien” Edgar Rainier
Según nos indicó el Director de Cultura, el 27 de junio de este año y por indicaciones de la presidenta municipal se le entregaron las llaves y la dirección del Centro Cultural, su primera acción fue llevar a cabo una revisión de las instalaciones y obtener información del costo que implicarían las adecuaciones y mantenimiento que requiere el Centro.
Según nos indicó, las adecuaciones que requiere el Centro fluctúan entre los 30 a 40 millones de pesos, ello considerando que se aprovechen espacios que hasta ahora no se han utilizado y que se pueda contar con estacionamiento, elevador o rampas para discapacitados, salidas de emergencia;  mientras que en el auditorio realizar trabajos para foso y tramoya que permitan convertirlo en un teatro. Nos expresa que a efecto de cuidar la accesibilidad una primera acción sería colocar una silla salvaescalera para que las personas con capacidades diferentes puedan disfrutar también del centro, adecuación que será de las primeras.
Se buscará que el Centro Cultural sea un proyecto sustentable que la misma comunidad aproveche, promueva y defienda a través del tiempo; que sea accesible y que cuente con todo lo necesario para ser un foro que dé a Atizapán el espacio para promover el arte y la cultura.
Con respecto a las oficinas hoy utilizadas por asociaciones y grupos ajenos al arte, comentó que poco a poco se irán desplazando para abrir espacio a clases y actividades culturales y artísticas, que además cuenten con un esquema académico formal y que permitan a la comunidad aprovechar al máximo el centro cultural.

 

Edgar Rainier, violinista, fundador de la Orquesta Sinfónica de Atizapán y quien comenzó su proyecto de Orquesta hace algunos años con apenas 11 niños, jóvenes y adultos, y que hoy cuenta con alrededor de 600 integrantes entre la orquesta, conjuntos de cuerdas y grupos de jazz entre otros; afirma que el Centro Cultural Luis Nishizawa tendrá actividades culturales constantes y que será un referente a nivel nacional en algunos años, considera para ello vital la participación e involucramiento de la comunidad, por lo que se constituirá un patronato que vele y administre a este gigante de zona esmeralda.
El primer evento que está preparando es un concierto con el tenor Arturo Rios, el cual será en el mes de agosto.