Kate o Andrea

0
488
Superior a las cifras de crecimiento económico nacional, más importante que el incremento alarmante de los índices de desempleo, Kate y Andrea pusieron en vilo a la opinión pública. Ambas, mujeres del espectáculo educadas en los pasillos de Televisa, capturaron la atención en todos los medios masivos de información, nuevos y tradicionales.
Vale reconocer el poder mediático que ¿inocentemente? coloca en la mente de la población a estas dos mujeres en el top de las discusiones, todo a partir de una estrategia de inclusión de los temas que rodean a Kate y Andrea: narcotráfico y economía.
Las mesas de análisis posicionadas como “profundas y analíticas”, los noticieros estelares, esos espacios de espectáculos así como los variados talantes en redes sociales: memes, chistes, ofensas, agresiones, y centenares más de emociones –siempre respetables- nos muestran los niveles de análisis que alcanzan las y los habitantes de México.
Carece de novedad el tema, aunque la dinámica del entretenimiento se esfuerce en hacer creer lo contrario. La delgada línea que separa al crimen organizado, el mundo del espectáculo y la clase política está registrada por los investigadores. Centenares de trabajos académicos en diversas disciplinas, entre ellas la literatura, registran esto que hoy con Kate y Andrea conforman el pan y circo.
De entre los escritores recordamos, solo de paso, el trabajo novelístico de Luis Spota, en la segunda mitad del siglo XX, y para el registro periodístico es necesario hacer una revisión a la colección del acervo fotográfico de la revista Proceso allá por los tiempos de la gloria boxística. En los marcajes de la política sobran los nombres de muchos que, todavía, permanecen en activo a pesar de acusaciones -no probadas pero muy comentadas- de relación con ese crimen organizado que hoy se llama narcotráfico.
Más allá de las películas norteamericanas, tan asiduas a este tema de política-mafia-espectáculo, en México presenciamos –por la cadena de Kate y Andrea- telenovelas inspiradas en los nuevos héroes de la mitología urbana, los provenientes de la industria del narcotráfico.
¿Cuál es la sorpresa?, ¿Qué aporta conocer los detalles de la telenovela de la vida real de Kate?, ¿qué relevancia tiene esa Andrea –consentida de su jefe según una revista del corazón- pagada para vender ideología?, ¿cuándo dejaremos de entretenernos con historias como la de Kate y Andrea?, ¿la política ficción reemplaza a la realidad?