Remontada : un nuevo liderazgo en Argentina

0
267

Hace unos meses escuchaba una entrevista a Javier Milei, el recién elegido presidente de Argentina, donde si apagabas el sonido, lo que veías era una persona histriónica, extravagante, poco convencional, con movimientos de manos y muecas de cara que hacían pensar en un outsider vacío y sin contenido, un tertuliano televisivo siguiendo la estela del presidente ucraniano Zelenski que en su anterior vida civil fue un actor de televisión, antes de convertirse en el líder de Ucrania.

El próximo 10 de diciembre de 2023, Javier Milei asumirá la presidencia de la República Argentina, 40 años después que Raúl Alfonsín asumiera el cargo de presidente después de los gobiernos militares. El presidente electo Milei ha sabido seducir a más de la mitad d ellos votantes argentinos con un discurso de esperanza, de cambio, de ruptura con el peronismo que viene marcando la vida de los peruanos a derechas, a izquierdas y al centro, consiguiendo que la vida de los argentinos sea de pobreza, hiperinflación, dolarización encubierta y polarización de una sociedad, donde la mitad de la población se ha acostumbrado a vivir de subsidios. 

Milei, un reconocido y prestigioso economista, liberal o libertario (o ambos) que ha apostado por llegar a la gente con un discurso de realidad, diciendo cosas políticamente incorrectas pero reales, consciente que Argentina necesita un electroshock para reaccionar. En un país donde los empresarios se las ven y se las desean para poder incrementar la productividad, donde no están acostumbrados a competir con empresas productivas extranjeras, con un exceso de proteccionismo y donde nadie se hace la pregunta que Milei se hace en todo momento: ¿pero, esto quien lo paga? 

Siempre se ha dicho que Argentina es un gigante dormido que podría estar en las posiciones de arriba compitiendo con las mejores economías de la región y del mundo , con un sistema educativo otrora envidiable y que hoy ha perdido parte de su prestigio , con una economía acostumbrada a tener hasta 6 tipos de cambio peso/dólar ( dólar ahorro/tarjeta o dólar turista/solidario, dólar blue o informal, contado con Liqui para las empresas, dólar oficial o minorista con tope máximo de 200 USD, dólar mayorista y dólar para industria y servicios para exportación) aunque podríamos encontrar hasta 15 tipos de tipos de cambio y con una inflación promedio que la OCDE prevé que pase del 142% al 157% durante el año 2024.

Es decir, la situación que Milei se encuentra al sentarse en su despacho de la Casa Rosada es de enfermo terminal y tiene que tomar decisiones inmediatas para detener la sangría del enfermo (reducir la inflación y aumentar la estabilidad macroeconómica, además de tomar decisiones de ahorro de gasto público) y todo ello sin olvidar la situación social que se encuentra al llegar , con tasas de pobreza del 40% de la población según datos de INDEC y con una tasa de informalidad del 47% donde aumentar la protección social mediante un gasto social más eficaz podría contribuir a reducir la pobreza y las desigualdades.

Las primeras medidas anunciadas marcan una línea de trabajo en varias direcciones y una de las más importantes es la reducción del gasto público inmediato, con medidas como la reducción de los ministerios de 18 a 8 o la privatización de empresas públicas deficitarias como YPF, Aerolíneas Argentinas o la Televisión y Radio Pública. Como ejemplo, Aerolíneas Argentinas, una empresa pública que tiene 11.400 empleados con 77 aviones, debería tener alrededor de 7 mil empleados para poder competir con otras compañías de la región similares y que son más productivas.

Otra dirección clave en las futuras decisiones de Milei es un cambio de rumbo en las relaciones internacionales desde el entorno y contexto de Brasil y/o China hacia el refuerzo de las relaciones con EEUU e Israel. Este cambio puede construir otra relación económica, con un eje que busca la seguridad jurídica y la fortaleza económica como motor del país. 

En los campos más sociales, Justicia, Educación y Seguridad apostará por un modelo más liberal en la educación y un modelo más republicano reforzando la lucha contra la corrupción y un principio maximalista “el que la hace la paga”.

Después de estar Argentina casi 20 años con modelos populistas de izquierdas, de subsidio y de polarización, el país necesita un shock que agite el tejido empresarial y laboral del país para sentar las bases de los próximos 50 años. Si Milei no consigue en los próximos 4-5 años que la población sienta que el esfuerzo merece la pena, no sé que próximo modelo podría servir para sacar adelante el país. Quitemos a Milei los adjetivos gruesos que se añaden a cualquiera que quiera proponer un modelo distinto al que impera en Latinoamérica y en parte de Europa (fascista, ultraderechista, visionario, etc……) y dejemos que pueda poner en marcha su programa en el país , que logre activar y recuperar la confianza a los argentinos .

Para poner valores a la confianza en el país, los argentinos guardan US$264.948 millones fuera del sistema, según informó el INDEC (dato correspondiente al segundo trimestre de 2023 que tiene en cuenta el dinero guardado en cajas de seguridad, las cuentas bancarias declaradas en el exterior o la plata “en el colchón”). Mientras la deuda pública argentina alcanzó los 405.594 millones de USD en julio de 2023, según datos de Secretaría de Finanzas de la Nación. Es decir, casi el 65 % de la deuda externa lo tienen los argentinos guardados fuera del país o en el colchón: no se fían de su país.Si buscamos un símil futbolístico en homenaje a los actuales campeones del mundo, Argentina perdió el primer partido de eliminatorias 4-0 y necesita remontar. Para ello tiene un nuevo comando técnico ( Milei) quien decide plantear un partido al ataque total con medidas arriesgadas . ¿Por qué no creer en la remontada?