Proponen legisladores panistas sanciones de hasta 10.5 años por violencia familiar en confinamiento

0
460

A fin de que se proteja y garantice integral y plenamente el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, el Grupo Parlamentario de Diputados PAN Edoméx planteó a la #LXLegislaturaMexiquense sancionar con 10.5 años de prisión el delito de violencia familiar cuando se cometa durante algún confinamiento impuesto por las autoridades por causa de fuerza mayor o de alguna contingencia o emergencia sanitaria.


La iniciativa, cuya autoría es de los legisladores Edgar Olvera Higuera, Ingrid Schemelensky, Karla Fiesco García y Brenda Escamilla, también establece que, cuando la violencia familiar la cometa quien tenga medidas de restricción por la autoridad competente o infrinja las medidas de protección a la víctima, el castigo será hasta de ocho años de prisión y de 200 a 600 días-multa y el agresor será sujeto a tratamiento psicológico
especializado.


En sesión de la Diputación Permanente, el diputado Reneé Rodríguez dio lectura a la iniciativa de sus compañeros de bancada, en la que expuso que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la violencia contra la Mujer es representado en “Todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada”


A nivel mundial, 243 millones de mujeres y adolescentes entre 15 y 49 años
han sido víctimas de violencia física y/o sexual a manos de su pareja y 137 mujeres son asesinadas a diario en el mundo por un miembro de su familia.

En México, según datos de la última Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señala que el 43.9% de las Mujeres Mexicanas ha experimentado violencia por parte de su actual o última pareja.

ONU Mujeres, señala que las emergencias humanitarias, los desastres y las pandemias mundiales como la que en este momento atravesamos derivado del virus SARS-CoV-2 que provoca la enfermedad de Covid-19 ponen a las Mujeres y a nuestras Niñas en un mayor riesgo de violencia.

De acuerdo con dicha Organización, las actuales medidas de aislamiento social y restricción de movimiento dictadas por las autoridades para hacerle frente a la pandemia de Covid-19, están teniendo repercusiones, tales como: mayores niveles de estrés, inseguridad económica y alimentaria; disminución de ingresos y desempleo, lo cual puede aumentar significativamente los niveles de violencia contra las Mujeres y Niñas en el ámbito doméstico, e incrementar las barreras que viven para salir de círculos de violencia, dejar a sus agresores o activar redes de apoyo; incremento en las agresiones para intimidar o degradar a las Mujeres y Niñas a través de internet, al aumentar la utilización de medios virtuales como una alternativa ante la restricción de movimiento; aumento de la violencia contra Niñas, Niños y Adolescentes, quienes pueden ser vulnerados en sus derechos a vivir en condiciones de bienestar, a un sano desarrollo integral, a una vida libre de violencia y a la integridad personal; mayor exposición a la explotación sexual de las mujeres y jóvenes en contextos de informalidad laboral o precarización de condiciones de trabajo.

Si bien en nuestra entidad, a través de distintas instancias del Gobierno del
Estado y de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, se han establecido estrategias y acciones de prevención y atención que buscan ayudar a las mujeres mexiquenses a conocer y saber reaccionar frente a un caso de violencia estando en confinamiento o aislamiento social a causa de la pandemia de Covid-19. Estas acciones han sido insuficientes, pues no han logrado frenar la ola de violencia que sufren las mujeres mexiquenses y por el contrario que ha ido a la alza durante el aislamiento social por Covid-19.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, establecen que durante los primeros cuatro meses del presente año, se registraron en el Estado de México 15 mil 209 llamadas de emergencia al 911, relacionadas con incidentes de violencia contra la Mujer, tales como: abuso sexual, acoso sexual, violación, violencia de pareja y violencia familiar, cifra que representa, que en cada día, 127 Mujeres mexiquenses soliciten ayuda al verse involucradas en alguna situación de violencia.

Mientras que datos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, infieren que en los primeros cuatro de meses del presente año los casos de violencia familiar en la entidad, aumentaron considerablemente al registrarse 2 mil 980 casos, 79% más respecto del año anterior donde se registraron mil 668 casos.

Asimismo, dicha iniciativa busca establecer que cuando las conductas de violencia familiar se realicen por personas que tienen medidas de restricción por la autoridad competente o infringe las medidas de protección a la víctima, dichas acciones se castiguen hasta con ocho años de prisión y de doscientos a seiscientos días de multa y se le sujete a tratamiento psicológico especializado.

Es por ello, que la iniciativa presentada por el grupo parlamentario del PAN tiene como finalidad aumentar la penalidad hasta en una mitad a la actual y sancionar hasta con 10.5 años de prisión el delito de violencia familiar cuando éste se cometa durante algún confinamiento impuesto por las autoridades a causa de alguna fuerza mayor o de alguna contingencia o emergencia sanitaria.