Sueños ondulantes, paisajes mágicos. Arq. Javier Senosiain

0
1132

Al descender por una colina que esconde un verdadera joya comienzan a revelarse formas curvas de pasajes que transportan al visitante a un lugar de ensueño enmarcado por árboles, plantas, flores, jardines idílicos que muestran el tesoro arquitectónico del “Nido de Quetzalcóatl” obra del arquitecto Javier Senosiain, a quien Voz Esmeralda tuvo la fortuna de entrevistar en esa majestuosa obra y ser guiados para conocerla por el mismo autor.
Egresado de la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM, la propuesta de Javier Senosiain denominada como “Bioarquitectura” es el resultado de la búsqueda de crear espacios adaptados al hombre, semejantes al seno materno o a las mismas guaridas de los animales, proporcionando así una armonía entre hombre, naturaleza y sus necesidades físicas y psicológicas.
Entender la arquitectura como búsqueda de las reminiscencias del origen del ser humano en nuestras técnicas, pensar en la arquitectura desde la búsqueda del refugio humano, y entenderla como un lazo espacial entre la naturaleza y las especies que la habitan son algunas de las ideas que desarrolla Javier Senosiain.
Algunas de las obras del Arquitecto mexiquense son: La casa orgánica, El tiburón, La casa flor, La ballena mexicana, entre otras. El Nido de Quetzatcóatl no se encuentra abierto al público, aunque los planes a futuro son que este pueda ser disfrutado por visitantes. Todas estas construcciones fantásticas se encuentran en Naucalpan.