La gran oportunidad de México

0
396

Por: Harvey Arteaga Zamaroa

La clave de vivir con sentido en este mundo y en esta época, es creer, creer en algo firmemente, ser capaz de imaginarlo y llevarlo a la práctica, creer en algo, implica también tener la fuerza para sostenerlo, no sólo la fuerza, sino la congruencia vital, lo importante es ser coherente entre lo que se piensa, con lo que se dice y finalmente lo que se hace.

Vivimos tiempos de cambio e incertidumbre, pareciera que la saturación de información, a la que estamos expuestos, nos hace creer que estamos viviendo una crisis y que no estamos haciendo nada para salir de ella, pero, ¿estamos en crisis? Si es que lo estamos, la única crisis está en nuestra mente.

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a las personas o países, porque la crisis trae progreso. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. Quien supera la crisis, se supera a sí mismo sin quedar superado”. Einstein

México ahora está listo para despuntar en el mundo, tenemos una oportunidad histórica para proyectar a México hasta convertirlo en una potencia, las condiciones se están construyendo, lo fundamental de estas oportunidades es reconocerlas, entenderlas y potenciarlas.

Hagamos de México, un país no sólo orgulloso de su pasado, sino, un país empeñado en mejorar su presente y conquistar su futuro, un país con arrojo y audacia, preparado para competir y triunfar, donde cada uno escriba su propia historia de éxito y con ello alcance la felicidad, un México así, es posible, y depende de cada uno de nosotros y de todos a la vez.

Las naciones desarrolladas, en algún momento de su historia, decidieron dar un gran paso, hoy toca a los mexicanos dar ese gran paso, en este sentido, podemos mencionar que todo cambio es el resultado de creer, de creer en lo que hacemos, de creer en lo que somos, de creer en nosotros mismos, de tener confianza en todo lo que podemos alcanzar y especialmente de que llegaremos a la meta, recordemos que el cambio de la historia es responsabilidad absolutamente de los millones de mexicanos que somos.

Movamos todo lo que se tenga que mover, el progreso de nuestro país se construye todos los días, en cada instante, en cada lugar, es así como se va generando el desarrollo, trabajemos con determinación, con audacia y con pasión, con la mirada puesta en el futuro.

Ser congruente entre lo que pensamos, decimos y hacemos es tener la capacidad de generar cambios favorables que transformen al país en el México que queremos, un México fuerte y seguro de sí mismo, seamos todos parte del México que no tiene miedo, del México dispuesto a trascender.

DEJA UNA RESPUESTA