Eruviel y Mancera dejan de circular

0
592
Eruviel y Mancera sufrieron un revés a sus pretensiones para el 2018. El enemigo fue invisible: la contaminación. Miles de votos fueron arrebatados antes de llegar a su elegibilidad.
 
La suspensión de facilidades de circulación, vía dobles ceros, ceros y otras artimañas, se vieron afectados a finales de marzo pasado dados los altos índices de contaminación. Aquello provocó, además de la animadversión de la sociedad, una guerra de declaraciones entre los titulares de los ejecutivos del Estado de México y la Ciudad de México. Desde los problemas en las vialidades, la insuficiencia del transporte público, así como su ínfima calidad, hasta conflictos con el depósito de basura en espacios compartidos destinados a tal fin.
 
Para enfriar los ánimos, la presidencia de la República, en voz del titular del ejecutivo, llamó al diseño de medidas eficientes y eficaces –inmediatas- para resolver el problema. Días después, se hizo el anuncio de la vuelta al no circula, un día a la semana y algunos sábados, del 5 de abril al 30 de junio, independientemente del color de la calcomanía que se porte y del tipo de unidad de transporte que se tenga.
 
La medida antipopular generó millares de comentarios, algunos de agresividad incalculable, hacia las autoridades, principalmente a las figuras de Eruviel Ávila y Miguel Mancera. Tuits, memes, protestas “feisbuqueras”, artículos, airadas columnas, y lo que falta por ver. Los millares que tienen en el auto más que un asunto de comodidad un instrumento de trabajo deberán ajustar sus agendas para lograr sus fines comerciales. De igual forma, la medida resaltará más deficiencias del transporte público en la zona metropolitana de la Ciudad y el Estado de México.
 
Hacemos eco del descontento, pero caminamos unos pasos más para observar en esto un juego de estrategia política orquestado con excelente ficción.
 
De cara al 2018, Eruviel Ávila y Miguel Ángel Mancera son dos de las figuras con mayor visibilidad para competir “por la grande” y en el juego político “un raspón” a los competidores es una tentación.
 
Para el priísmo, Eruviel es una figura de posicionamiento a nivel nacional, posicionamiento inconveniente en los entretelones de los grupos de poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de los cercanos al Poder Ejecutivo actual. La contaminación ha sido una oportunidad capitalizable para golpear y disminuir los puntos a favor.
De igual forma, para cualquier competidor político, Mancera en su CDMX se coloca en la palestra por gobernar la gran ciudad del país, esto le da una visibilidad mayor a la de cualquier otro gobernante. Así, para sumar a los no pocos negativos que carga, la contaminación ayuda.
 

Otra vez, la población –con auto o sin éste- es rehén de intereses ficcionales que a partir de un hecho de afectaciones a la salud y a la calidad de vida de quienes habitan la zona, es reutilizable para que de cara al 2018 disminuyan los positivos de los posibles contrincantes. Mientras tanto, a enriquecer centenares de negocios de transporte así como a caer en la tentación de comprar un auto nuevo.

COMPARTIR
Artículo anteriorAbril 2016
Artículo siguienteEl credo de Obama en Cuba